El primer baño de tu bebé recien nacido especial para mamas primerizas

El primer baño de tu bebé recien nacido

abril 21, 2017
El primer baño de tu bebé recien nacido

El primer baño de tu bebé recién nacido, Bañar a tu recién nacido no es una tarea fácil, puesto que si eres mamá primeriza cerciórate contar con otra persona y más aún si tuviste una cesárea.

Esto es por cuestiones de seguridad para tu bebé y tú también que te sientas más tranquila.

Al llegar a casa quizá te dé mucha inseguridad al querer bañar a tu bebé tú sola, pero tranquila, con forme pasan los días descubrirás que poco a poco serás una experta en hacerlo.

Lograrás que el El primer baño de tu bebé recién nacido de lo más divertido y placentero para los dos.

Para el primer baño necesitarás que alguien te acompañe, la bañera no es muy necesaria, ya que lo puedes bañar hasta en el fregadero de tu cocina, necesitarás:

El primer baño de tu bebé recien nacido

    • Toalla especial para tu bebé
    • Una esponja pequeña y suave
    • Jabón para bebé neutro
    • Shampoo para bebés
    • Pañales
  • Ropita abrigadora y calientita
  • Gasa y alcohol para su ombligo
  • Asiento para bañera

De preferencia el jabón que vayas a utilizar deberá de ser sin olor ya que algunos bebés les irritan algunos compuestos en su delicada piel.

El primer baño de tu bebé recién nacido, Ten en cuenta que es muy necesario cuando lo bañes que no haya corrientes de aire frío que se cuele en el espacio donde lo bañaras ya que puede enfermarse tu bebé, el agua debe estar tibia para que se relaje y  no llore.

baño de bebe primeriza El primer baño de tu bebé recien nacido

Toma a tu bebé sin ropita de preferencia hazlo con una toallita de algodón para que con el agua y el jabón no se te resbale y comienza poco a poco a jabonarlo con la esponja y su jabón cerciorándote de que no le caiga agua en su carita en chorro ya que podría llorar muy fuerte.

El primer baño de tu bebé recién nacido, Jabona pecho, cuello, piernitas, ombliguero y sus pompas para que quede limpiecito, luego enjuaga con agua tibia de nuevo hasta que quites toda la espuma incluyendo la cabecita.

Sácalo despacio y envuélvelo con su toallita, recuerda que tienes que secarlo muy bien, enseguida puedes empapar una gasa con alcohol y darle unos toquecitos sobre su ombliguero.

Hay que esperar que seque para luego ponerle su ropa y dejarlo bien abrigadito, tu bebé quedará limpio y feliz y tú con el paso de los días disfrutarás tanto bañarlo al igual que tu bebé disfrutará su baño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »