Cuándo puedo introducir los productos lácteos a mi bebé

Cuándo puedo introducir lácteos a mi bebé

febrero 21, 2018
Cuándo puedo introducir lácteos a mi bebé

¿Cuándo puedo introducir lácteos a mi bebé?

Cuándo puedo introducir lácteos a mi bebé, después de los 12 meses de edad, tu bebé ya ha madurado lo suficiente tanto física como psicológicamente, por ello hay que ir cambiando la dieta en lo que de alimentación se trata.

Podríamos ir proporcionando paulatinamente el lácteo, ¡claro! No sin antes la aceptación del pediatra, esto para que nos oriente, puesto que hoy en día mucho bebé nace con “intolerancia a la lactosa”.

Aunque en la mayoría de los casos se quita conforme pasan los meses pero no siempre es así, en algunos bebés se mantiene la intolerancia y es aquí en donde debemos de tener ese cuidado en la introducción de los lácteos.

Claro está que nosotras las mamás nos enfocamos mucho a la alimentación de nuestros hijos, sabemos que en la leche de vaca encontraremos “calcio” y proteínas los cuales hacen que nuestros hijos tengan huesos fuertes pero recuerda que el calcio también lo podemos encontrar en algunas otras frutas y verduras.

No se recomienda introducir antes de el año los alimentos que sean lácteos; esto para evitar futuras alergias.

¿Cuándo puedo introducir lácteos a mi bebé?

Lo que los pediatras recomiendan después del año es el Yogurt que sea de preferencia sabor natural, el requesón, el queso crema y el queso fresco ó de mesa, etc.

¿Cuándo puedo introducir lácteos a mi bebé?

Algo muy importante es que estos productos deben de ser Enteros Pasteurizados es decir; que los lácteos pasan por un proceso para eliminar bacterias o agentes infecciosos y con el propósito de conservar casi todas sus sustancias nutritivas después de tratarla industrialmente.

 

Estas sustancias nutritivas de la pasteurización son “vitaminas (A,B12), Fósforo, Calcio, Lípidos y Riboflavina (B2).

¿Cuándo puedo introducir lácteos a mi bebé?

Al introducir el yogurt a nuestro bebé es importante saber que tiene azúcar procesada por ello se recomienda el sabor natural puesto que es el que tiene una porción menor, recuerda no agregarle nada de azúcar y mucho menos “miel” esto para prevenir futuras alergias.

 

Al agregar un nuevo alimento lo más conveniente es que se lo proporciones a tu bebé durante unos tres días, esto para cerciorarse de que no hay alergia alguna.

 

¿Cómo saber si es alérgico mi bebé al lácteo?

Te darás cuenta si notas algún sarpullido o manchitas rojas sobre sus brazos y pecho, si llegara a vomitar ó si hubiera alguna hinchazón en alguna parte de su cuerpecito en especial los párpados y su boquita.

Ante cualquier alarma guarda la calma no te asustes, el pediatra te recomendará no dar ningún tipo de lácteo por unas semanas e introducirlo nuevamente más adelante.

Si tu bebé no es alérgico al lácteo se te recomienda dar cucharaditas ó taquitos de queso crema ó requesón y ¡ojo! recuerda siempre comprarlos empacados y que en la etiqueta diga “entero pasteurizado”.

¿Cuándo puedo introducir lácteos a mi bebé?

Pon mucha énfasis en la fecha de caducidad para que tengas confianza total en proporcionárselo a tu bebé. No le des a tu bebé algún quesito sin marca esto para evitar que ingiera alguna bacteria puesto que si no esta etiquetado no sabrás si fue pasteurizado.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »